TRANSFORM
×
 x 

Carro vacío
Shopping cartCarro vacío

BLOG

A medida que envejecemos, el cuerpo cambia naturalmente la forma en que absorbe los nutrientes. 

Esto puede resultar en deficiencias de vitaminas y nutrientes. Consumir una dieta nutritiva y mantenerse activo es importante para mantener el bienestar a medida que envejecemos, pero los suplementos también pueden ayudar a mantener los niveles. Aquí están las deficiencias de nutrientes más comunes entre las personas mayores de acuerdo con la Academia de Nutrición y Dietética.

 

Potasio

El potasio es el tercer mineral más abundante en el cuerpo. Es considerado un mineral esencial porque está involucrado en la función de cada célula en el cuerpo.** La mayoría de nosotros probablemente pensamos en los plátanos cuando pensamos en el potasio; sin embargo, otros alimentos también son abundantes en potasio, incluyendo vegetales de hojas verdes, naranjas, semillas de girasol, y papas. El potasio es un electrolito importante que ayuda a la función muscular.

 

Vitamina B-12

La vitamina B-12 es una vitamina hidrosoluble que juega un papel en el metabolismo energético. Cantidades significativas de vitamina B-12 no están disponibles en las verduras, sino más bien en fuentes animales, como la carne de res, el salmón, el pollo y los huevos, lo que hace de este un suplemento importante para los vegetarianos. Los adultos mayores pueden tener dificultades para absorber la vitamina B-12 natural. Las Guías Alimentarias para los Estadounidenses recomiendan que las personas mayores de 50 años obtengan algo de B12 sintética de suplementos o alimentos fortificados.

 

Fibra

Todos necesitamos alimentos ricos en fibra para ayudar con la digestión regular, y eso incluye especialmente a las personas de la tercera edad. Los alimentos integrales, las verduras y las frutas son algunas de las mejores fuentes de fibra. Si eso no es suficiente, se pueden agregar suplementos de fibra y polvos a su rutina de bienestar para apoyar la salud digestiva.

 

Calcio

El calcio es otro mineral esencial que se necesita todos los días y es crítico para el mantenimiento de los huesos. Muchos alimentos deliciosos contienen calcio, incluyendo almendras, verduras de hoja verde, queso y productos lácteos, salmón y proteína de suero. Si usted no está obteniendo suficiente calcio en su dieta, los suplementos de calcio pueden ayudar. Puede ser especialmente importante para las personas de la tercera edad suplementar todos los días para ayudar a asegurar una ingesta diaria suficiente.

 

Vitamina D

La vitamina D es un nutriente esencial que trabaja con el calcio aumentando la absorción para apoyar la salud de los huesos. Muchos ancianos, especialmente aquellos que viven en asilos de ancianos y en áreas del norte con inviernos largos, son deficientes en la "vitamina del sol". La vitamina D se puede encontrar en las sardinas, los aceites de hígado de pescado y los huevos, pero debido a que las fuentes de alimento son limitadas, los individuos mayores se pueden beneficiar especialmente de la suplementación.

 

 

Hemos actualizado la información acerca del uso de tus datos personales contenida en nuestra Política de Privacidad y Cookies.

Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar tu experiencia y nuestros servicios analizando la navegación en nuestra web. Si continuas navegando, consideramos que aceptas su uso.